martes, 9 de junio de 2009

Salvación _ Alejandra Pizarnik

Se fuga la isla. Y la muchacha vuelve a escalar el viento y a descubrir la muerte del pájaro profeta. Ahora es el fuego sometido. Ahora es la carne ..la hoja ..la piedra perdidas en la fuente del tormento como el navegante en el horror de la civilización que purifica la caída de la noche. Ahora la muchacha halla la máscara del infinito y rompe el muro de la poesía.

2 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Que gusto leerte, ya se te extrañaba mucho..

saludos fraternos con mucho cariño
un abrazo inmenso

besos

Nora Jara dijo...

Qué bello texto Ali!

Gracias.

Besotes.