miércoles, 30 de enero de 2008

Paisajes

Calle angosta polvorienta,

paisaje de talas y espinillos

montes extensos en su anchura,

algunas pencas y palmas.

Campos secos, algunas vacas rumiando

tristezas, leche amarga de amargas

pasturas,

ranchitos perdidos en esa profundidad.

Las mismas historias repetidas

por si se llegaran a olvidar,

y el techo estrellado

como único testigo.

Y una única certeza,

siempre sera igual!

2 comentarios:

mia dijo...

será esa monotonía

que se cuela

en las alfombras

de la primavera?

Preciosa escritura!

besos

IndeLeble _ Ali dijo...

Mia, hay pueblos así están esperando,que alguien los descubra y reverdeceran nuevamente****
Besos enormes!
(dudo que te gusten en realidad mis versos,pero acepto encantada tus elogios!)