sábado, 21 de julio de 2007

Recuerdos...Las desesperanzas

Foto mi hermano y yo

Vienen a mi mente tantos recuerdos y anécdotas de mi niñez, ya dije algo sobre mi hermano, tan tímido y retraído, parecía un cachorrito en busca de afecto. En cambio yo parecía a la mirada de los demás, muy fuerte y con carácter, nadie sabia que era un escudo para poder enfrentar al mundo e inspirar miedo, y la que sentía miedo era yo, nos suele pasar a muchos, los escudos impenetrables, se hacen corazas y después murallas, que lastima no poder abrir el alma y dársela en la mano a todos los que se nos acercan. Mis primeros recuerdos se deben de remontar a mis tres años, con mi padre, como lo extraño, salimos de paseo y de compras, juntos de su mano, que segura y protegida y querida me sentía. Fue el día más espléndido, y al llegar a la juguetería, era todo tan pero tan inmenso a mis ojos, no lo podía creer. Entonces papá dijo : “ Bueno Kity , elegí la muñeca que te guste “ Ooooh , que indescriptible aquel momento , poder “elegir “ y si elegí la mas linda y la mas grande , al paso de los años era pequeña y en mis ojos de niña , claro todo era enorme , hasta la juguetería , pasé en frente muchas veces mas adelante y es tan pequeña . Los ojos de un niño todo lo ven mas grande, las cosas buenas como las malas. Era como mis tíos, yo los veía gigantes, algunos buenos y algunos demasiado malos con nosotros dos, vivían la mitad, de la parte paterna, en Entre Ríos y el resto en Buenos Aires como nosotros, cuando viajábamos en tren al “campo” para visitarlos, era una aventura increíble, un viaje larguísimo, parecía no tener fin y era eso lo que nos gustaba. La larga travesía, primero colectivo, subte, tren y otro tren mas grande, este si era el que llegaba hasta el campo, pero no nos dejaba ahí, había que esperar que pase algún conocido de papa o ir caminando siete kilómetros.Ajaja , que aventuras en esas horas de viaje. Recuerdo que esperando en un almacén de ramos generales , así los llamaban porque se podía encontrar cualquier cosa que uno necesitara , bueno ahí estuvimos esperando un buen rato y nos hicimos amigos de un perro marrón claro , peludo y cariñoso , no sabíamos como hacer para llevarlo con nosotros , lo único que nos trajimos fue una hermosa foto de los tres . Ese día, ningún conocido paso en carro, así que nos fuimos a pie, cortando camino y por fin llegamos a casa de los abuelos.

3 comentarios:

aminuscula dijo...

Pues este blog queda oficialmente inaugurado! Me alegro de que lo hayas abierto.

Gracias por tus palabras. Nos leemos.

Un beso

IndeLeble _ Ali dijo...

Y cuanto tiempo pasó ...Mucho ***

Pato dijo...

Me trajo recuerdos hermosos de mi niñez , ups hace tanto ya .
Extraño a mi Pa , siempre nos contaba historias hermosas ......
Me gustó mucho el post !